ACCESO DESDE ÚREX
Tomaremos la Calle de la Carretera (SO-P-3141) durante 2,3 Km. Nos encontraremos un cruce en el que giraremos a la derecha por la Carretera de Medinaceli a Maranchón hasta llegar a Medinaceli Estación, pasado el pueblo cogeremos la carretera A-15 hasta Soria, donde tomaremos la Carretera de Burgos N-234 hasta Cidones. Allí cogeremos la Carretera de Vinuesa (SO-810) hasta Vinuesa, donde tomaremos la carretera de El Cordel y nos desviaremos a la izquierda a 6 Km. Llegaremos al cruce de la carretera que nos llevará a la Laguna Negra, que tomaremos hasta el final, ya que el último tramo (2 Km) tendrmos que hacerlo a pie.
UN POCO DE HISTORIA
Situada a 1780 metros de altura, en plena Sierra de Urbión.
El nombre de Laguna Negra se debe al color oscuro de sus aguas y al misterioso paraje que rodea la laguna.
Se trata de un depósito de agua de origen glaciar rodeado de paredes rocosas y diversa vegetación formada por helechos, pinos y hayas.
LA LEYENDA
La leyenda cuenta la historia de Alvargonzález, que a la muerte de sus padres se encontró con una gran herencia que constaba de una casa, ganado y tierras, algo que hizo más sencilla su búsqueda de una esposa. Encontró el amor en una bella muchacha de las tierras del Burgo, con la que tuvo tres hijos. La vida le sonreía, y había encontrado la felicidad.
Casados sus dos vástagos mayores las esposas de estos, soñaban continuamente con el caudal del suegro. Obsesión que se convirtió en enfermiza. Salió una mañana Alvargonzález a dar un paseo, después de caminar un rato, eligió un olmo para descansar. Se quedó transpuesto y en su sueño vio a sus hijos como le asesinaban. Según abrió los ojos se dio cuenta que el sueño se cumplía, cuatro puñaladas y un hachazo en el cuello terminaron con su vida. Su cuerpo fue arrojado con una piedra atada en los pies, a la Laguna Negra que se dice no tiene fondo. Ésta se convirtió en su eterna tumba. Nadie acusó a los hijos del cruel parricidio.